Kum Nye Dancing

 

Como seres humanos llegamos a conocer el mundo a través de muchos filtros y estructuras, que van desde las formas de nuestros órganos de los sentidos a las culturas en las que estamos inmersos. Nuestras respuestas al mundo que nos rodea, que una vez fueron frescas y espontáneas, lentamente se atascaron en canales de hábitos, quedando endurecidas en un lugar por años de repetición. Nuestras personalidades, también, comienzan a endurecerse, como así también permitimos ser gobernados por estos hábitos y los gustos y disgustos que han ayudado a ponerlos en ese lugar.

 

La práctica del yoga tiene el potencial de alterar en gran medida esta característica canalizada de la experiencia; ejercitando el cuerpo fuertemente abre a veces sorprendentes alternativas a nuestros enfoques  habituales a la vida. Genera un efecto que es inmediatamente tangible a nivel de sentimiento y energía. Al intensificar la experiencia corporal a través del movimiento y la postura, es posible abordar partes afectadas de nosotros directa y desicivamente. Versiones anteriores de Kum Nye han tendido a ser lentas e introspectivas.

 

Orientadas a la calma y la práctica solitaria, fueron diseñadas para practicarla fácilmente en el dormitorio o en un estudio privado. Las prácticas de Kum Nye Dancing por el contrario, apuntan hacia el exterior; son dinámicas, dramáticas, aunque de vez en cuando un poco tontas, destacan el poder transformador del yoga, en el presente y la oportunidad de hacer cambios reales y significativos en nuestros niveles de energía, la paciencia y la tolerancia, y nuestra flexibilidad física y mental.

Grupo Kum Nye Argentina

  • Instagram
  • Facebook Social Icon
  • YouTube