Transformando el estrés en Bienestar

 

La tensión es normal, el estrés no.

 

Restableciendo el equilibrio:

- Equilibrio entre Dar y Recibir.

- Equilibrio entre Pensar y Sentir.

- Equilibrio entre Ser y Hacer.  

 

El estrés indica que la tensión natural de la vida no puede fluir a través nuestro completamente. Quizás algo se tornó hiper-activo. Quizás alguna otra cosa se detuvo. No procesamos la tensión de modo completo. Fracasamos en darle forma o preferimos permanecer afuera. En esta espera, nuestra energía e inteligencia se estancaron y nos quedamos como abejas atrapadas en un frasco. Dejamos de hacer las preguntas correctas que permiten a la abeja salir del frasco. ‘Por qué estoy estresado’ no ayuda, ya que es probable que venga de una mente victimizada. La energía del cuerpo está bloqueada. Tienes que empezar a hacer algo. Hasta pequeñas cosas pueden ayudar a que la energía vuelva a circular. No saber cómo es el problema; la causa es no fluir. Por ello, no te preocupes demasiado respecto al contenido del estres. Hoy, esto es estresante, mañana aquello. El patrón del estres es la cuestión, y no tanto de qué se trata.

 

La tensión contiene el poder de la posibilidad; cuando hay tensión presente, algo está por suceder. Pero si nuestros patrones mentales y corporales están todos direccionados hacia una reacción confusa de retirada, lo que vendrá es más de lo mismo. Decirte a ti mismo que no hay salida, o que “así es como son las cosas”, no es una forma de llamar a la mente por ayuda. Como es en el cuerpo y en la mente donde sientes el estrés, es allí donde debes encontrar soluciones y donde empezar con las transformaciones. En vez de querer cambiar a otra gente, o retirarte de la escena, llama a todos los poderes de la atención plena – una actitud fresca, un corazón renovado, una nueva manera de ver.

Grupo Kum Nye Argentina

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon